Apuntes para una primavera ciudadana.

Todos los ciudadanos debemos entender que, el de Luis Abinader, es un gobierno de transición. Es el puente a través del cual pasaremos desde el oprobio y la barbarie morada, hacia el cada vez más próximo ascenso del poder ciudadano a la administración pública.

Derrotamos al PLD, el partido que administraba el Estado, pero nos falta derrotar la cultura representada por la clase política, su desprecio, irrespeto al votante y su desdén por los valores elementales de transparencia y protección del bien público.

No es una nueva generación política la que ha llegado al Congreso, no son monjes descendidos de los templos, ni extraterrestres llegados del espacio sideral … no los mueven mejores ni nobles propósitos. En su mayoría son -sencillamente- rostros nuevos con valores viejos tan adictos al barrilito como los anteriores. Como diría Silvio Rodríguez: son servidores de pasado en copa nueva…

Casos de corrupción acechan la nueva administración. Veremos más de uno traicionar la confianza depositada por el Presidente. Es inevitable: La renovación ética tomará años y no será fácil.

Este es un desafío a todos. La nación que vivimos y la que dejaremos a nuestros hijos estará definida -en fondo y forma- por los resultados que logremos en la batalla por la ética y la transparencia.

Lo que ocurra o no -en lo público- no depende ni de los principios ni de la ética, ni de la buena fe de los funcionarios: dependerá, fundamentalmente, de qué tan vigilantes, activos y comprometidos seamos los ciudadanos, con esta causa tan impostergable como redentora.

Como dijera De Gaulle: La política es algo demasiado serio como para dejarla en manos de los políticos.

La nueva nación que queremos -más justa y decente- sólo puede nacer de las entrañas de la ciudadanía, no desde esta clase política. No podemos esperar que los políticos nos den lo que ellos no tienen.

Luis Abinader quiere hacerlo bien, pero no lo logrará solo ni mal acompañado… Ha cometido errores y cometerá más…. Es un hombre noble y decente, en una selva desconocida que le es ajena, repugnante y -muchas veces- difícil de digerir.  Es un cuerpo extraño en el tejido político. Lo sabemos.

Seamos todos los ciudadanos censores permanentes de la cosa pública, fiscalicemos a los funcionarios, ejercitemos las formas más nobles de ciudadanía plena, seamos -en fin- la camisa de fuerza moral que domine la indomable sed de oro que nubla la razón, corrompe el alma y traiciona el interés colectivo, con pasmosa cotidianidad.

Nuestra nación será lo que sus ciudadanos decidamos que sea. Será una nación que caminará a la oscuridad, al caos y -tal vez- a la disolución, si la dejamos a los políticos. Gloriosa, indómita, eterna, si los ciudadanos hacemos nuestra parte.

La diferencia es clara, y está en nuestras manos…

8 COMENTARIOS

  1. Don Roque como estas. Me encantan todos su escritos no tienen desperdicio algunos son muy acertados y elocuentes.. siempre que haga un escritos lo enviares a demás grupos que estoy. No se pueden quedar dentro nosotros tenemos que difundirlos. Para que nos se quede en minorías en verdad merece ser difundido..

  2. Agradezco compartir las ideas del maravilloso pensamiento , y la forma de exponerlos . Si me autoriza lo enviaré algunos funcionarios amigos para que el propio presidente Abinader se empodere y lo asuma como propio . Felicidades hermanito, Doctor Roque Espaillat 🇩🇴

  3. Excelente Don Roque….Esa aguda visión sobre la realidad política Dominicana abre el camino a un cambio cultural y de valores en la praxis Política vernácula….El cambio verdadero es lo que representa este gobierno de Transición…

  4. A través de este artículo, el Sr. Espaillat demuestra ser una persona de pensamientos lógicos y sólidos.

    Está claro que el poder debe estar en manos del pueblo. Está claro que los políticos deben representar y servir al pueblo, en su totalidad, hayan botado o no por el candidato que ganó las elecciones, locales o nacionales.

    Espero que este gobierno sea—como dice el Sr. Espaillat—un gobierno de transición, de un partido que se sirvió del pueblo a uno que servirá al pueblo.

    A ver qué pasa en los próximos 4 años, y cómo este político se proyecta hacia una carrera que, sin lugar a duda, será brillante.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

La era de la impaciencia por Antoni Gutiérrez-Rubí

Todo. Ahora. Para todo el mundo. Esta es la tríada de la impaciencia que devora la política: queremos todas las soluciones y servicios, todas...

El legado envenenado de Trump por GEORGE PACKER

En los últimos cuatro años Estados Unidos perdió libertad, ganó desigualdades y se convirtió en un país más dividido, más solo, más endeudado, más...

HASTA SIEMPRE…. NORMALIDAD

Llega este nuevo año con matices de comida tailandesa, lo dulce de dejar atrás el fatídico 2020, lo agrio de que aun nos acompañe...

FRACASA EL GOLPE DE ESTADO EN EEUU Mike Pence: el hombre del día

Un corto artículo con este titulo y texto fue publicado en redes sociales al final de la tarde del miércoles 6 de enero de...

Comentarios Recientes

Ramón felix on Danilo: Corrupto en Jefe
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
JOSE DIPUGLIA on LO MEJOR AL GOBIERNO
Ramón felix on LO MEJOR AL GOBIERNO
Darwin Matos on LO MEJOR AL GOBIERNO
José Enrique Alevante Taveras on Apuntes para una primavera ciudadana.
Robert Núñez Domínguez on ASINCRONÍA: Luis Abinader versus PRM.
Pedro Alejandro Creach Corrales on Por qué nos falta pan?  Y por qué no faltará…
mirtha Elizabeth Moya on LLEGÓ PAPÁ: CURRICULUM DE OPROBIOS.
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION