Dr. Edward Veras

7 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
http://rescatedemocratico.com

Fiscales del “caso Odebrecht”: ¡No todo se vale!

La designación de doña Miriam Germán Brito como Procuradora General de la República, el pasado 16 de agosto, fue percibida por muchos -en la...

El plomero del Titanic

Ayer 3 de julio, ya avanzada la tarde, reflexionábamos en Rescate Democrático acerca de las consecuencias de la decisión ilegal...

In your face: crónica de un fraude “alofoke”

Vengo escuchando -desde hace meses- a algunos amigos, siempre muy bien orientados, decir que nadie invierte lo que ha invertido este gobierno, en un...

De hadas y princesas: COVID-19 y el sueño errediano (IV).

Por Edward Veras-Vargas. “Ojalá que yo viviera en un Estado donde los ciudadanos temieran menos las leyes que la vergüenza”. — Cleóbulo Había una vez un país cuyas autoridades...

DE HADAS Y PRINCESAS: COVID-19 y el sueño errediano (III).

“El miedo nos hace más daño que aquellas cosas a las que tememos”. Lema estoico. Había una vez un país cuyos habitantes eran una amalgama entre...

De hadas y princesas: COVID-19 y el sueño errediano (II).

Había una vez un país cuyo tejido social estaba dividido -a grandes rasgos- en tres clases: los dueños del gran capital, la clase alta,...

De hadas y princesas: COVID-19 y el sueño errediano (I).

Por Edward Veras-Vargas. Había una vez un país cuyos habitantes creían que alimentarse era un problema tan irrelevante como acudir -dotados de una tarjeta de...

AUTORES MÁS LEÍDOS

1 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
12 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
176 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
4 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
53 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
0 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
0 PUBLICACIONES2 COMENTARIOS
0 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
91 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
235 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS
0 PUBLICACIONES0 COMENTARIOS

MÁS LEÍDOS

Lilliam Oviedo: Lo que urge enterrar

Desde que fue anunciada el sábado 22 de enero, la muerte de monseñor Agripino Núñez Collado ha generado...

Samuel Luna: ¡Concho!, nos siguen engañando

A veces me pregunto si como dominicanos hemos sido engañados; y la conclusión a mi pregunta es afirmativa, vergonzosa, dolorosa y...
×