Inicio Actualidad Cuidemos al Chino

Cuidemos al Chino

-

Actualidad Cuidemos al Chino

Cuidemos al Chino

Lo dijo sin aspavientos, sin alarma, pero fue bastante categórico al revelar que había recibido una amenaza de muerte de sectores que se sienten afectados por las investigaciones que realizan en Educación desde que asumió el cargo en agosto recién pasado.

Esta denuncia del doctor Ángel Hernández cayó como un rayo que en medio de una tempestad parte la noche en dos. Todos sospechábamos que hasta el mismo edificio del ministerio olía a Dinamarca, pero uno no se imaginaba que llegaría a tanto.

Por la gravedad del asunto, esta denuncia debe ser tomada muy en serio por los organismos de seguridad del Estado, pues no se trata de un político alarmista que busca “sonido” victimizándose. Todo lo contrario, la denuncia la ha hecho pública con una serenidad casi oriental durante una entrevista en el programa El Día, de Telesistema, Canal 11.

Después del programa me llamó un amigo para advertirme que la situación podría ser mucho más grave de lo que denuncia el ministro Hernández.

En Educación el cáncer de la corrupción viene de lejos y ha calado muy hondo.
A modo de ejemplo, Hernández reveló que en 2018 Educación invirtió 968 millones de pesos en la compra de libros, “y todos están en un almacén por Manoguayabo, porque ni uno solo de esos libros fue utilizado porque cuando los compraron ya el curriculum había cambiado”.

También mencionó el caso de 6,000 laptops nuevas que iban a ser desechadas y enviadas a Bienes Nacionales y que cuando las probaron estaban bien.

Según el doctor Hernández, a quien debemos dar todo el crédito porque está destapando la podredumbre que otros crearon, y/o taparon a conveniencia, hay suplidores con contratos de 50 y 100 millones a quienes se les dio un avance del 20% y hasta ahora no han entregado los bienes acordados.

Así se explica por qué varios exministros que fracasaron en el cargo, salieron como aspirantes presidenciales. Lo que describió es una muestra del festín, de la corruptela que imperaba en Educación, donde lo menos importante, evidentemente, era la formación de los estudiantes.

Por eso, no dudo que haya personas interesadas en acciones oscuras contra quien se interponga en su sucio camino. Los corruptos son capaces de cualquier cosa.

«Al chino hay que darle un tiro», este era el contenido de la amenaza que recibió por escrito el funcionario.

Hace un mes que la denuncia está en manos del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) para que realice las investigaciones de lugar. Esperemos que lo haga y que los responsables paguen por ese delito.

Sin embargo, creo que toda la sociedad debería unificarse en un propósito: Cuidar al Chino.

German Marte noviembre 2, 2022

Compartir:
Publicación anteriorUNA PROPUESTA EXCELENTE, NECESARIA Y URGENTE
Publicación siguienteLA DERECHA EN EL PRM
Compartir: