Inicio Actualidad LA CASA DE LA GOBERNABILIDAD

LA CASA DE LA GOBERNABILIDAD

-

LA CASA DE LA GOBERNABILIDAD

La construcción de credibilidad, reputación y fe de la sociedad en los gobernantes sigue una
ruta en la esfera afectiva-emocional, similar al proceso de construcción de una casa en el
plano físico.

Cuesta mucho construir y muy poco destruir.

Así como las vigas de la casa ayudan a soportar una gran parte del peso, similar función
hace el buen gabinete en un gobierno, contribuyendo a la reputación de la administración
con sus conductas, acciones, temperamentos y sobretodo con las virtudes- o ausencia de
estas- que exhiben delante del auditorio social que está ATENTO.

Así como los clavos, con su acero indómito, hacen crujir la madera al atravesarle sus
entrañas, al mismo tiempo que unen, fijan muchas y diversas piezas en un solo cuerpo,
igual efecto generan las políticas públicas y las acciones gubernamentales cuando
responden a necesidades, sueños y aspiraciones colectivas, en muchos casos, añoradas
durante décadas. Ante lo correcto el pueblo se une en torno a la administración.

El presidente noble, decente, humano, con su accionar transparente y humilde ha logrado
crear una especie de cobijo emocional , un zinc afectivo que cubre, que atrae, generador
de confianza..

Todo lo anterior, solo, no sostiene de forma duradera la casa.

Falta la columna central… La que soporta la mayor carga y más importante, en la que todas
las vigas se apoyan y descansan. no sólo es el sostén de toda la casa, sino que es la que la
hace sólida, firme y resistente a los embates e inclemencias que permanentemente la
amenazan .

La campaña ética es la columna central de la casa de gobernabilidad de Luis
Abinader..

Debe ser cuidada con esmero, con pasión cotidiana, como padre que vigila celosamente su
descendencia al sentirla amenazada por los depredadores hambrientos e insaciables que
rondan llenos de colmillos afilados la pradera sin verjas de los fondos públicos.

Es imperativo enfrentar la crónica, enraizada y medular cultura del banquete
público.

¿Acaso no hemos visto y escuchado demasiado en solo 5 meses?

Mas de uno cree que síntomas ominosos brotan tercos e impenitentes en la esfera
pública. Yo lo veo como una recompensa divina a la fe cristiana de la pareja presidencial,
por que esto le crea las condiciones ideales al presidente para mostrarle al país que, en
plano ético también EL VERBO SE HIZO CARNE.

Una acción presidencial tan temprana como ejemplificadora, tan justa para el funcionario
cuestionado como para la sociedad que cuestiona, que redima al funcionario inocente con la misma fuerza que acusa al culpable, se convertiría en muro para contener los vientos
demoledores de la sed de oro y represar las aguas procelosas y agitadas en las que navegan los deseos de riqueza fácil.

Una iniciática oportunidad para halar las bridas de los nuevos y sedientos potros .. .
sujetarlos tan duro como sea necesario, aunque el caballo termine sin dientes.

Porque si se le permite indelicadezas a un funcionario, solo a uno … vendrán cientos de
casos mas como hordas bárbaras pisoteando las aspiraciones del presidente, cuyo sueño y
accionar éticos son compartidos por casi toda la sociedad

Una caso hecho publico sin la reacción rápida, transparente, oportuna y eficaz del gobierno
es una luz verde para los demás funcionarios atreverse, intentarlo; una invitación seductora a corromperse. Una visa para el estupro de los fondos públicos.

La razón nos dice que por cada escandalo que debuta en la pasarela publica, hay decenas
mas en proceso de concepción, gestación y alumbramiento.. si no arrancamos de cuajo el
caso conocido, fertilizamos el desarrollo de los otros.. creamos una linea de producción de
casos de corrupción donde nunca faltarán materias primas.

Si los vientos huracanados de la falta de ética y el hambre que fluyen como ríos caudalosos
por dinero fácil son dominados, la casa permanecerá en pie.

La columna habrá hecho su función, se mantendrá erguida testimoniando ante la historia
que el presidente Abinader construyó sobre roca .

Si esa columna no cumple a plenitud la carga moral que le imponen las circunstancias, la
casa caerá y con ella no solo la reputación presidencial, sino talvez todo vestigio de ley,
orden y convivencia civilizada.

En esta sociedad liquida, instantánea, difusa, temperamental, asustada; a veces presumida y otras hasta adolescente; un gobernante se pone la pijama siendo amado y al ponerse la
corbata ya es rechazado.

La aprobación del foro publico en la era Nescafe es una empatía tan racional como amor
de adolescente, tan predecible como el clima tropical, tan eterno como el estornudo
Presidente , La columna ética es innegociable .. para que sigamos teniendo casa.

Compartir:
Subscribir
Notifiquenme de
guest

0 Comments
Respuestas en linea.
Ver todos los comentarios.
Dr. Roque A. Espaillat T.
Médico | Empresario | Dominicano - Consciente de que ésta es la única tierra bajo el cielo donde no soy extranjero.
Compartir:
×