Mascarillas: La Gran Estafa

Orden de compra realizada por el gobierno donde se evidencia el precio unitario por mascarilla de 245,082,117/539,500 UNITS =454.27/53.60=8.47 USD en el artículo N95.

Cotizaciones de 2 suplidores distintos que evidencian el costo real del producto N95 que es 1.7 a 1.8 USD en lugar de los 8.47 USD de precios inflados que aprueba el gobierno para la compra.

 

Artículo anteriorLA TORMENTA PERFECTA
Artículo siguienteDEL VIRUS Y LA MÁQUINA

1 COMENTARIO

  1. Realmente algo que traspasa los anales de la desfachatez y poca vergüenza porque lucrarse de un mal pandemico cómo este letal virus es imperdonable esto es el colmo,con seguridad la mano del secretario mandamás está presente

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

ASINCRONÍA: Luis Abinader versus PRM.

Luis Abinader nace en el seno de una familia acomodada, parte de la sociedad dominicana del momento. Se forma en un ambiente sosegado, calmo...

Austeridad y nada de malversación. Por Juan Bolívar Díaz

La penosa triple crisis por la que atraviesa el país, de salud, económica y social, obliga al nuevo gobierno a llevar hasta las últimas...

Rescate Democrático: apoyo a Somos Pueblo, respecto a la convocatoria y conformación del Consejo Económico y Social (CES).

Rescate Democrático, en atención a la posición asumida por Somos Pueblo, respecto a la convocatoria y conformación del Consejo Económico y Social (CES) consigna lo...

Estúpido, Inútil y Sedicioso.

La juramentación, dentro del PLD, de tres ex ministros de defensa es, como indica el título de este artículo, estúpida, inútil y sediciosa. Es estupida...

Comentarios Recientes

Pedro Alejandro Creach Corrales on Por qué nos falta pan?  Y por qué no faltará…
mirtha Elizabeth Moya on LLEGÓ PAPÁ: CURRICULUM DE OPROBIOS.
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION