No es la misma película, pero se parece.

SUPONIENDO QUE HAYA SUCEDIDO DE ESTA MANERA.

El auto, lujoso e impecable, se desplaza por entre curvas y pendientes; los pinares se mecen suaves en la noche oscura. Al final de una breve recta se alcanzan a ver algunas siluetas y luces pero su presencia no perturba la seguridad ni el confort del conductor. La siluetas cobran formas y colores, se convierten en una docena de hombres uniformados, grises, armados e inciertos que le instruyen a detenerse.

-Hay toque de queda comando y usted lo está violando- advierte uno de los hombres mientras con una linterna escudriña el interior del vehículo percatandose de la mujer que acompaña al conductor, del lujo que a fuerza de ser tan evidente casi ofende y termina centrándose en la cara del hombre, seguro de sí mismo y presto a manejar el inconveniente.

Los miembros de la patrulla le hacen ver la violación en la que ha incurrido. Hablan con el hombre sin descuidar el tono y muy conscientes del poder que puede haber detrás. La palabra comando suena ahora en ambas direcciones. No pretende andar en una diligencia médica ni invoca una emergencia familiar; nada que pueda atenuar su falta. Se cree, se siente y se sabe por encima de la ley que se aplica a los demás y por eso, porque tiene dinero y contactos y acaso más que eso poder.

-Vamos a ponerle al General Dipré para que les diga «quien yo soy»- proclama el hombre detenido por la patrulla en Jarabacoa.

Siguen intercambiando explicaciones, todas muy amables, la patrulla no está segura de cómo proceder.

Dicho y hecho. Llama por su celular, habla con Dipré, le pide ayuda, le dice que anda en la Maserati y anuncia que pasará el teléfono a la policía. Dipré, autoritario, inquiere por el comandante. El teniente se identifica. La situación se resuelve.

Si alguien que no anda en una Maserati ni tiene acceso al general Dipré viola la ley y transgrede el toque de queda ¿qué le sucede?

¿Cómo es posible que el General Dipré no haya sido ni siquiera amonestado y que el gobierno no se dé por enterado?

¿Cuál es la conclusión inevitable, obligatoria, a la que llegaron todos los miembros de esa patrulla? O ¿acaso vamos a pretender que no pasó nada? Y después cuando veamos a uno de esos policías picoteando o chantajeando o abusando de alguien ¿vamos a pretender sorpresa u horror?

Ningún ciudadano de a pie, ninguno de los que luchó y lucha por adecentar este país puede sentirse cómodo con lo sucedido sino preocupados unos, indignados otros por el indudable efecto desmoralizador de la experiencia. Y por favor, no me venga nadie con hipocresías.

Si se quiere mandar un mensaje de cambio al país solamente tenían que meterle 15 días de arresto al general Dipré y piense el lector el tamaño y el peso del mensaje que se le mandaba al país versus el mensaje que ya se le ha mandado.

Compartir:
Subscribir
Notifiquenme de
guest

0 Comments
Respuestas en linea.
Ver todos los comentarios.

Populares

HAITI: AUNQUE NO QUERAMOS, ES PROBLEMA NUESTRO (II de II)

A menos que estemos dispuestos a protagonizar la matanza en masa de al menos 3 millones de haitianos estamos obligados a buscar...

HAITI: UN PROBLEMA NUESTRO AUNQUE NO QUERRAMOS (I de II)

Haití no tiene petróleo, uranio, tierra rara, ni litio sino pura y simplemente lodo cuando llueve, polvo en la sequía y hambre...

Melvin Mañón: Una historia pertinente y actual.

Los años 60 que hasta ahora solamente hemos discutido como período de turbulencias estudiantiles, grandes revueltas obreras y campesinas y la Guerra...

Comentarios Recientes

Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on Mascarillas: La Gran Estafa
Miguel Angel López R. on JUSTICIA AHORA
Raul Pichardo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Junio Rafael Lopez Familia on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Ercilio Salcedo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Eric Mercedes on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
JOSE DIPUGLIA on LO MEJOR AL GOBIERNO
Ramón felix on LO MEJOR AL GOBIERNO
Darwin Matos on LO MEJOR AL GOBIERNO
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION
Compartir:
×