¿Quién secuestró las ciencias sociales? Por: Rafael Acevedo

Alguien debería hacer un informe policial o de tipo forense acerca de la sustracción del pensamiento sociológico en una serie de países. No totalmente extraño, pues los grandes pensadores sociales fueron a menudo declarados sospechosos por los poderes del establishment.

Me hago esa pregunta cuando percibo la ausencia de pensamiento sociológico sobre problemas tan álgidos como el de los feminicidios. Con frecuencia concurrentes con el suicidio, el ostracismo social y encarcelamiento de por vida de los feminicidas.

¿Cómo es posible que, junto al concomitante alboroto mediático, no aparezcan los estudios psicológicos, psiquiátricos y sociológicos correspondientes?

Muy tempranamente Emile Durkheim propuso una tipología del suicidio y sus causas. Y es conveniente que organizaciones y profesionales, dediquen esfuerzos para entender la mentalidad suicida-feminicida; para no quedarse en meros alegatos, posiblemente ideologizados, contra el machismo; ya que un estudio tipificado permitirá un acercamiento más fructífero a estos delitos, sus causas y factores asociados; según tipos de hombres y mujeres, y de parejas; en cada contexto sicosocial, económico y cultural donde estas conductas “anómalas» son frecuentes. De ahí, que los análisis de los problemas como el feminicidio y la delincuencia, suelan ser analizados con superficialidad, como cosa de “cultura machista”, de una masculinidad perversa, que poco o nada tendría que ver con fallas del sistema social y político.

En estos tiempos el análisis sociológico ha disminuido en prestigio académico- científico, y carecido de fondos y patrocinios; siendo tratado como “pasado de moda”.

II
La sociología intentó llegar al país al inicio de la década 1960-70; pero el auge del izquierdismo revolucionario en la UASD la denunció por ser un enfoque aséptico, carente de compromiso social. Como consecuencia el estudio de dicha ciencia se redujo casi solamente al enfoque marxista de la sociedad. Los cierres de la Universidad durante los gobiernos de
Balaguer y otros, estigmatizaron la sociología, llegando a considerarse una disciplina subversiva. (Que lo era y lo es, como toda ciencia debería serlo).

En Norteamérica, mientras tanto, soslayaron los aportes del marxismo, y apenas aceptaron algunas propuestas funcionalistas del conflicto social, incorporando enfoques como el del
germano-británico Ralf Dahrendorf, cuya visión de los conflictos sociales trata de unificar la sociología europea con la norteamericana.

No obstante, la sociología norteamericana, siendo liberal en sus fundamentos académicos, también fue cooptada y “capturada” por el sistema. Y no solo se negaron a recibir valiosas
influencias del marxismo filosófico, sino que la “parcelizaron”, en áreas inconexas, perdiendo de vista el conjunto societal; y  además desarrollaron una serie de profesionistas que se dedicarían a resolver los conflictos y las fallas (disfunciones ) del sistema capitalista,
mediante asistencia y acercamiento a los pobres y los desheredados del sistema.

Lo anterior dio origen a programas de asistencia social, control de la natalidad, desarrollo agrícola, pequeños negocios, principalmente en países subdesarrollados; y abordó también otras fórmulas de “alianzas para el progreso”; fomento de las ONG, con enviados de buena voluntad, junto a la proliferación de congregaciones protestantes. (En Suramérica floreció la Teoría de la Marginalidad, para incorporar desheredados.)

Actualmente, las ideas sociológicas más relevantes provienen de Europa. Y la investigación sociológica local, sigue siendo inexistente.

Compartir:
Subscribir
Notifiquenme de
guest

0 Comments
Respuestas en linea.
Ver todos los comentarios.

Populares

HAITI: AUNQUE NO QUERAMOS, ES PROBLEMA NUESTRO (II de II)

A menos que estemos dispuestos a protagonizar la matanza en masa de al menos 3 millones de haitianos estamos obligados a buscar...

HAITI: UN PROBLEMA NUESTRO AUNQUE NO QUERRAMOS (I de II)

Haití no tiene petróleo, uranio, tierra rara, ni litio sino pura y simplemente lodo cuando llueve, polvo en la sequía y hambre...

Melvin Mañón: Una historia pertinente y actual.

Los años 60 que hasta ahora solamente hemos discutido como período de turbulencias estudiantiles, grandes revueltas obreras y campesinas y la Guerra...

Comentarios Recientes

Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on Mascarillas: La Gran Estafa
Miguel Angel López R. on JUSTICIA AHORA
Raul Pichardo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Junio Rafael Lopez Familia on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Ercilio Salcedo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Eric Mercedes on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
JOSE DIPUGLIA on LO MEJOR AL GOBIERNO
Ramón felix on LO MEJOR AL GOBIERNO
Darwin Matos on LO MEJOR AL GOBIERNO
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION
Compartir:
×