SI SIGUEN ASÍ, CUANDO NECESITEN FE PÚBLICA NO VAN A TENERLA

No me pidas que me apriete la cintura mientras tu malgastas el dinero en publicidad.

No me pidas sacrificio por la patria mientras comparas la gestión del Estado con una empresa cuya inversión en publicidad suele ser esencial para promover la venta de los productos que fabrica.

Antes denunciaron el gasto publicitario y el derroche en el congreso. Ahora resulta que lo van a rehabilitar en lugar de enterrarlo.

¿Cómo es posible que un legislador que hizo campaña contra el barrilito salga ahora a defenderlo?

¿Cómo es posible que no se den cuenta que están dilapidando el capital político con que fueron y por el que fueron electos?

Hay a nuestro alrededor demasiado gente que no ha entendido nada y creen que esto es más de lo mismo y puede ser que en su intención y en su mente fuera así pero, en la mente y la intención del electorado no fue así. LA GENTE VOTÓ POR UN CAMBIO. Si siguen haciendo lo mismo lo vamos a lamentar todos y pronto.

El dinero malgastado hoy, hará mucha falta el año que viene. ¿Con que moral y con qué derecho van a pedirle al país austeridad, ahorro y comedimiento si ustedes no lo han practicado? si han legitimado el derroche.

¿Quién, en medio de la inevitable crisis del año que viene, se va a parar frente al país a decirle que nuevos impuestos son necesarios cuando el gobierno no ha hecho lo posible y debió haber hecho hasta la imposible por ahorrar cada peso?

La única publicidad que necesita este y cualquier gobierno es hacerlo bien porque, además, no hay monto de publicidad suficiente para tapar lo que haga mal. O ¿es que acaso no aprendieron la lección de Danilo Medina y algunos de sus predecesores?

A ver si nos entendemos temprano.

NO queremos ningún puto consulado ni embajada en países o ciudades donde claramente no hacen falta.

No queremos ministerios ni organismos del Estado que no sirven para nada, que nunca han servido ni van a servir excepto para alimentar parásitos.

No queremos bocinas hablando bien de un gobierno si lo está haciendo mal y si lo está haciendo bien no necesita bocina.

NO queremos emisoras de radio, plantas de televisión, canales por cable ni prensa escrita subsidiados por el gobierno. Si no son buenos y no captan la atención de la gente solamente merecen desaparecer. Si el mercado publicitario no genera suficiente demanda el Estado no tiene que venir a rescatar a nadie.

De la obra de gobierno hablan sus hechos y no hay campaña publicitaria capaz de suplir incompetencias o perversidades. Como consigna Sergio Carlo, usen el canal 4 que los medios tienen que mantenerse solos y, apunta Luaiti Santaella, al Estado no hay que venderlo. Hacerlo bien y basta. Hacerlo mal y no hay dinero con que taparlo.

Compartir:

Populares

Nos cuestan 40 millones al día

https://youtube.com/shorts/57IcalJvuVE?feature=share

El eructo de la embajada americana

No sé si la Embajada de los Estados Unidos respira por la herida o transpira su culpa al reclamar un trato que...

¿QUÉ SERÍA DEL SENASA SIN COMPETENCIA NI LIBRE ELECCIÓN?

Un análisis en defensa del derecho de los afiliados Si hasta el Presidente de...

Comentarios Recientes

Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Rafael A Segura Veras on Rescate en Constanza
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on LO MEJOR AL GOBIERNO
Pedro Alejandro on Mascarillas: La Gran Estafa
Miguel Angel López R. on JUSTICIA AHORA
Raul Pichardo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Junio Rafael Lopez Familia on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Ercilio Salcedo on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Eric Mercedes on RD LE QUEDA GRANDE AL PRM
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
Litay Amelia Ramos on Programados para divertirnos
JOSE DIPUGLIA on LO MEJOR AL GOBIERNO
Ramón felix on LO MEJOR AL GOBIERNO
Darwin Matos on LO MEJOR AL GOBIERNO
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION
Compartir: