…Y PERDONANOS NUESTRAS DEUDAS

El título que precede estas líneas está tomado del libro…and forgive them their debts del historiador y economista Michael Hudson. El libro lo estudié en el 2019 y entiendo que ahora cobra una notable actualidad. Por qué?

En la antigua Mesopotamia, en época de guerras, sequías, inundaciones, e incluso al inicio de un nuevo reinado, por mandato de los dioses, los reyes perdonaban las deudas e incluso a aquellos ciudadanos que habían sido esclavizados por deudas podían retornar con sus familias. Aclaro que esto solo se hacía con deudas por tierra, impuestos, tarifas. Las deudas comerciales estaban exentas de perdón.

“En vez de causar crisis comerciales, este perdón de las deudas preservó la estabilidad de todas las sociedades del cercano oriente”

Michael Hudson explica que el perdón no estaba motivado por la clemencia de los reyes, Se hacía para evitar que una masa de campesinos empobrecidos pudiera trabajar la tierra y por consiguiente pagar impuestos y llenar el granero de los templos que eran el centro de poder de la época.

“Esto no era un acto utópico, sino un accionar practico desde el punto de vista de restaurar la economía y la estabilidad militar. Reconocían que la acumulación de la deuda la hacía impagable e imposibilitaba que la producción continuara su curso. Por tanto, el perdón estabilizaba la economía”

“En resumen, que el objetivo real del jubileo o perdón de la deuda era restaurar la solvencia de la población como un todo. Muchas proclamaciones además liberaban a los negocios del pago de impuestos y tarifas comerciales. El principal objetivo de esto era político e ideológico. No era crear una sociedad mejor e igualitaria.”

Otro aporte del libro es la descripción de la famosa oración del Padrenuestro. Las religiones cristianas, que todo lo acomodan a su conveniencia, hacen decir a Jesús en sus traducciones “perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Falso. Lo que en verdad Jesús dijo en Mateo 6:12 es “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores”. Jesús se refería a la práctica ancestral de que en los llamados Años del Jubileo se perdonan las deudas. “Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia” Levítico 25:10.

Por qué eso no se puede hacer ahora cuando una pandemia amenaza con destruir los cimientos de todo lo que hemos creado desde las revoluciones industrial, financiera e informática?

En aquellos tiempos, el Rey, el palacio, el sacerdote, el templo eran los centros de la economía. En el mundo de hoy del Estado Pequeño, la economía, todas las deudas, todos los medios de producción están en manos del sector privado. Gigantescas corporaciones han tenido de rodillas a los estados convirtiendo las  actividades diarias, salud, educación, vivienda, alimentación en un negocio manejado por capitales especulativos cuyo único motivo es la ganancia.

Acabo de leer que el Presidente Trump liberara 25 000 millones para las líneas áreas que no están volando. Tiene eso alguna lógica? Si todos morimos qué diablos volaran esos aviones. Y ese no es el único caso, crisis tras crisis el Estado acude en ayuda de las corporaciones y no de los ciudadanos. (https://elpais.com/economia/2020-04-14/trump-acuerda-un-rescate-con-las-aerolineas-de-estados-unidos.html)

Tenemos estados que no funcionan porque no están al servicio de la gente, si no de las corporaciones.  La dinámica de la economía mundial se basa en que las deudas son sagradas y que deben pagarse, porque el motor de la economía es el dinero y la codicia. No importan cuantas guerras, pandemias y desastres naturales ocurran; no importa cuantos millones perderán sus empleos, deberán pagar sus deudas y nadie hará caso al padre nuestro “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores”

Nota Bene: Excepto donde se indique todas las citas entre comillas e itálicas fueron tomadas de: Hudson, Michael…and forgive them their debts: Lending, Foreclosure and Redemption From Bronze Age Finance to the Jubilee Year.ISLET-Verlag. Dresden 2018

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

12 Mil millones en computadoras desechables. ¿Otra Punta Catalina?

A: todos los dominicanos que aman su país A: todos los que han derramado sangre, sudor o lágrimas por esta patria A: todos los que han...

Programados para divertirnos

Cuando empezó el tema este de la pandemia y los controles que se implementaron en occidente vi un video de unos policías en Miami...

Ahora, o será difícil. Por: Rafael Ramos

Esta es la gran oportunidad, no habrá otra igual, si se quiere el cambio auténtico de ésta sociedad pútrida por el latrocinio impune. El...

Falta un gran empuje social para afianzar las instituciones y garantizar estabilidad Por Juan Bolívar Díaz

"La precaria cultura democrática no es patrimonio exclusivo de los políticos dominicanos y alcanza al liderazgo de las organizaciones empresariales, sindicales, sociales, y eclesiásticas...

Comentarios Recientes

JOSE DIPUGLIA on LO MEJOR AL GOBIERNO
Ramón felix on LO MEJOR AL GOBIERNO
Darwin Matos on LO MEJOR AL GOBIERNO
José Enrique Alevante Taveras on Apuntes para una primavera ciudadana.
Robert Núñez Domínguez on ASINCRONÍA: Luis Abinader versus PRM.
Pedro Alejandro Creach Corrales on Por qué nos falta pan?  Y por qué no faltará…
mirtha Elizabeth Moya on LLEGÓ PAPÁ: CURRICULUM DE OPROBIOS.
Miguel A. Montero Lebron on Ya se vé que no es fácil.
Javier Bisono on Ya se vé que no es fácil.
Luis Tavarez on Mascarillas: La Gran Estafa
Edward Miguel Dominguez Sanchez on PANDEMIA: UNA OPORTUNIDAD… PARA REFUNDAR LA NACION